Iskanwaya


Los restos arqueológicos de Iskanwaya, uno de los conjuntos urbanos más importantes y conocidos hasta la fecha de la cultura prehispánica Mollo, se encuentran dentro del municipio de Aucapata, perteneciente a la provincia Muñecas. Esta localidad se ubica, según coordenadas UTM, entre los 530820 m E y 8287333 m N, a una altura aproximada de 2805 msnm. La ciudadela tiene un área urbana de 13.5 hectáreas. 


Esta asombrosa construcción pertenece a la cultura Mollo, anterior en 3 a 4 siglos a la cultura Inca. Fue planificada en conjunto y detalles siguiendo un estilo arquitectónico propio basado en formas trapezoidales. Iskanwaya es un conjunto urbano planificado, una amplia residencia, una especie de fortaleza defensiva y además tiene una estructura funcional laberíntica y diseñada por módulos habitacionales ..La infraestructura está sostenida con muros de contención en forma trapezoidal que presenta una serie de construcciones haciéndola un conjunto de 95 edificios, con un promedio de trece habitaciones unifamiliares. 


Los edificios están conectados mediante callejuelas alimentados por una red de canales en forma de "V" construidas con piedra Laja y Pizarra con una profundidad de 15 centímetros. Bohero señala que , los canales transportaban agua desde un estanque de planta semicircular de cuatro metros de diámetro construido sobre la base de la misma piedra utilizando barro como mortero.


Se puede evidenciar que en las estructuras habitacionales que se han levantado a un nivel mayor, son dobles, constan de un vestíbulo y una habitación. El vestíbulo no tiene la pared del frente ya que se encuentra conectada directamente con el patio, mientras que la del fondo es más cerrada con acceso al vestíbulo, sin mostrar ventana alguna de conexión.


En la parte delantera se puede apreciar una infraestructura que les servía de cocina con sus respectivas soleras y volanderas que molían el maíz y otros productos básicos del pueblo Mollo.

La edificación de los muros fueron hechos con piedra pizarra, dispuestas por hiladas horizontales a soga, empleando una mezcla de barro y grava como mortero, que le da una consistencia que ha permitido que la ciudadela esté a salvo por cientos de años.


Dentro de estas construcciones, los muros internos presentan nichos, donde se presume que guardaban algunos objetos de valor, como las piedras salientes que seguramente sirvieron para colgar algunos utensilios domésticos o artículos del hogar.

La ciudadela fue abastecida de agua potable, aprovechando vertientes yaguas de deshiele, y desde un estanque de planta semicircular de 4 m. de diámetro era llevada hasta las viviendas por canales logrados con paredes de laja y techo impermeabilizado. 


Los mollo realizaron notables obras de ingeniería hidráulica, hicieron acueductos de 20 o más kilómetros, venciendo todos los obstáculos, prueba de ello, es el "Canal de Mama Qhuro " que, en parte, corre sobre una cuchilla a cuyos costados existen precipicios de más de 400 metros de profundidad. Este acueducto abastecía de agua suficiente para el consumo de la ciudadela y para regar los andenes de cultivo. Dada la uniformidad de las casas de lskanwaya, podemos deducir que, tenían una sociedad igualitaria.


Los restos encontrados en el lugar, evidencia que se encontró cerámica y restos arqueológicos de la cultura Mollo con alta precisión demostrada en una buena cantidad de vasijas, casi intactas, decoradas con motivos Tiahuanacotas y principalmente preincaicas.

Se encontraron materiales donde se manifiestan que en la cultura Mollo ya se realizaba la metalurgia del cobre y el martillado para la formación de adornos, joyería para la mujer y puntas de lanza.


La cultura Mollo (Ponce, 1957), que ha sido arqueológicamente documentada en diferentes provincias del Departamento de La Paz (Arellano, 1978), se caracteriza por los restos que de su peculiar cerámica tricolor -decorada con motivos geométricos: engobe rojo y decoración trazada en negro con reborde blanco, se han encontrado en numerosos sitios, todos ellos emplazados en Valles Mesotermales, cuya altitud oscila entre los 3.700 y 1.200 msnm (Escalante, 1997). La cronología de esta cultura, coetánea a Tiwanaku en sus últimas centurias de existencia, es conocida mediante el método del C 14, el cual ha permitido establecer un espacio cultural de aproximadamente 300 años, el comprendido aproximadamente entre 1150 y 1450 d.C.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada