El Incidente OVNI de Roswell (Nuevo México)


¿Qué fue lo que sucedió realmente el 2 de julio de 1947 en Roswell, Nuevo México? ¿Qué cayó del cielo? ¿Un globo meteorológico de forma hexagonal, un mensaje cifrado de la URSS, un meteorito o fue un aparato volador no identificado?

El 3 de julio de 1947Mack Brazel descubre en su rancho los restos de algo que podría haber sido una nave. (Brazel había acudido a los pastos aquella mañana preocupado por sus ovejas, ya que la noche anterior se desencadenó una terrible tormenta ... Según su testimonio "fue la peor tormenta con truenos y relámpagos que había presenciado nunca, con apenas lluvia y extrañamente con una secuencia continuada de rayos que parecían caer siempre en el mismo lugar, como atraídos por algo...").  Al principio no le dio mucha importancia a loa restos encontrados y no fue hasta uno o dos días después cuando regresó al lugar para volver a echar un vistazo más detenidamente. 

El domingo 6 de julio, Brazel decidió que sería mejor ir a la ciudad e informar de aquel extraño incidente a alguien. Se dirigió a la oficina del comisario del Condado de Chávez y relató lo sucedido. El comisario George Wilcox, contactaría a su vez al día siguiente con el comandante Jesse A. Marcel de la base aérea de Roswell.



El lunes 7 de julio, Jesse A. Marcel y su subordinado Sheridan Cavitt se presentaron en el lugar y después de observar los restos cargaron por completo dos vehículos, pero el martes 8 de julio, el resto del material recuperado es enviado por orden del Coronel Blanchard a la base de Foth Worth y la zona del hallazgo queda bajo estricto control militar.

Entretanto Blanchard ordena cerca del mediodía emitir un comunicado de prensa a través de la oficina de Relaciones Públicas de la Base anunciando el hallazgo de "los restos de un platillo volante".... La noticia trasciende a través de la radio local llegando al servicio de noticias de "United Press" y atrayendo así la inmediata atención de la prensa nacional e internacional sobre el suceso durante el resto del día. El anuncio ocupará la primera plana de los titulares del día siguiente del "Daily Roswell Record" y será reproducido por los principales diarios de la costa oeste.

Pero .... El general brigadier Ramey, comandante de la octava fuerza aérea del distrito de Fort Worth, mostró a la prensa junto a su ayudante los objetos que se habían encontrado,  desmiente el comunicado anterior y da una nueva versión de los hechos ... Los restos pertenecían a un globo meteorológico.


El 9 de julio aparecen los siguientes titulares en la prensa ...

-The Morning News de Dallas:"El presunto disco solo era un globo meteorológico..."

-The Daily Times Herald (Dallas): "El ejército intenta detener las habladurías de discos..."

-The Daily Record de Roswell: "El general Ramey niega el platillo de Roswell, afirma que el disco era un globo meteorológico..."

¿Que había sucedido? ¿Por qué ese cambio radical de opinión en la postura oficial sobre los restos encontrados en Roswell?

El coronel William H. Blanchard, el hombre que había ordenado el envío de la nota de prensa comentando la recuperación de los restos de un platillo volante por parte de la fuerza aérea de Roswell fue destituido de su cargo el mismo 8 de julio de 1947 y "enviado con permiso".

Años más tarde Blanchard moriría y su viuda en declaraciones al investigador Stanton Friedman, recopiladas en el libro "El Incidente" de Charles Berlitz y William Moore, comentaba que su marido ... sabía que aquellos restos no era nada hecho por nosotros. Al principio creyó que podía ser algún tipo de artefacto ruso debido a los extraños símbolos que aparecían ... pero más tarde se percató de que tampoco era ruso ...

El propio Jesse A. Marcel, encargado de la primera recogida de los restos hallados en Roswell, declararía en 1979, ya retirado de su cargo de teniente coronel, que en aquella época estaba muy familiarizado con cualquier cosa que surcaba los aires, tanto del ejército norteamericano como del extranjero. También le eran muy familiares todos los tipos de artilugios de observación meteorológicos o de rastreo de radar y que aquello no parecía definitivamente nada parecido, ni tampoco los restos de alguna clase de avión o cohete... se trataba de toda clase de restos, pequeñas varillas con cierto tipo de jeroglíficos que nadie pudo descifrar. Parecían hechas de algo parecido a la madera de balsa, y tenían el mismo peso, excepto que, en realidad, no se trataba de madera. Eran muy duras, aunque flexibles, y no ardieron.


Otros testimonios ...

Uno de los relatos más creíbles en cuanto al incidente Roswell provino del General retirado la USAF Arthur Exon, tal como relató a los ufólogos Kevin Randle y Donald Schmitt. En el año 1947, Exon fue trasladado a la base aérea de Wright-Patterson. Un poco después de que salieran a la luz los datos sobre el incidente, Exon mencionó que el material hallado había sido transportado a Wright-Patterson. Aunque era muy fino y ligero, Exon mencionó que el metal no podía ser doblado, abollado o quemado. Exon declaró rotundamente que "Roswell era la recuperación de un artefacto espacial".

Otro general retirado de la USAF que habló sobre Roswell fue Thomas J. Dubose. En 1947 era coronel y jefe de personal del general Ramey. Tal acontecimiento implicó el envío de los restos de Roswell a Washington D.C., haciendo escala en Fort Worth. Dubose también confirmó las palabras del comandante Marcel de que la explicación del globo meteorológico inventada por el general Ramey era una tapadera para esquivar a la prensa.

Hay otros testimonios importantes en el caso Roswell. Como el del capitán Oliver Henderson, un piloto de Roswell, habló a su familia y amigos del envío de los restos de un platillo volador a la base de Wright y de los pequeños cuerpos hallados. 

Lewis Rickett, miembro de la Inteligencia del ejército en la base de Roswell, confirmó que los restos metálicos eran sumamente anómalos y que los militares participaron en una operación secreta de recuperación en el rancho Brazel. 

Bill Brazel junior, el hijo de Mack Brazel, afirmó la información del comandante por separado corroborando además las explicaciones de Marcel sobre los restos extraños. Rickett y Brazel hijo describieron un surco en el terreno debido a un impacto aéreo. Brazel hijo también mencionó que los militares retuvieron a su padre en la base, afirmación corroborada por el comandante Edwin Easley antes de que muriera. Cuando fue le preguntaron por los detalles del caso, Easley mencionó que había jurado no hablar sobre lo que había pasado.

El ex-agente de la CIA, Chase Brandon,  también ha asegurado que se trataba de “una nave que claramente no provenía de este planeta”. Según narró este ex-agente reconvertido en escritor, las pruebas de lo que verdaderamente ocurrió aquel verano de 1947 las encontró él mismo en el Historical Intelligence Collection, un departamento de acceso restringido donde se guardan documentos secretos de la CIA en su sede de Langley (Virginia). Un área secreta (conocida como The Vault), afirma, donde “no todos los agentes podían entrar”. Allí fue donde se encontraba parte del “material fotográfico y documental”, que corroboraría el incidente de origen extraterrestre. Entre la documentación se encuentran las pruebas de que entre los restos del supuesto Ovni estrellado en territorio norteamericano se descubrieron “cadáveres” de extraterrestres. 


Contradicciones ...

En 1994, la Fuerza Aérea norteamericana confirmaba que en el lugar de la colisión no había más que astillas, estaño y caucho pero descartaron que provinieran de una sonda meteorológica. Luego, el mismo Gobierno dijo que eran restos del “Proyecto Mogul”, un experimento secreto de espionaje que se valía de un aparato receptor colocado en una sonda que controlaba posibles experimentos nucleares soviéticos. Fue entonces cuando se abrió una nueva investigación que dio lugar al “Reporte de Roswell: caso cerrado”, donde la Fuerza Aérea expuso en 231 páginas que los cuerpos reconocidos por los testigos eran maniquíes para pruebas de choques de alto impacto y paracaídas. En cuanto a las crónicas que hablan de víctimas que fueron llevadas a hospitales locales, la investigación aclara que se trataba de un avión militar que sufrió un fuerte accidente, cuya tripulación sufrió graves quemaduras.

La autopsia ... 

En 1995, el productor de televisión Ray Santilli aseguraba tener en su poder la película con las autopsias practicadas a los tripulantes de la nave. Un anciano de 82 años, Jack Banett, excámara de las Fuerza Aéreas, era, al parecer, el autor de la grabación y de una copia que había ocultado durante décadas, asustado por la trascendencia de lo que vio. 

La cinta sobre la «verdad» del Incidente OVNI de Roswell se proyectó en Londres el 5 de mayo de 1995. En ella se podría apreciar como unos supuestos médicos practicaban una necropsia a un alienígena cabezón y carente de pelo, que permanecía tumbado en una mesa mientras los supuestos forenses practicaban cortes en su cuerpo, que, a simple vista, parecía estar compuesto de algo similar al cartón piedra. El extraterrestre medía metro y medio, carecía de órganos genitales, tenía la piel grisácea y seis dedos en cada mano. Patólogos, antropólogos, especialistas en efectos especiales y fotógrafos pronto desacreditaron la cinta. Posteriormente, Kodak aseguró que la película usada no se correspondía con la de la época. El caso Roswell del Incidente OVNI de Roswell era un fraude .... Pero realmente lo era?  Veamos ...


El 4 de Abril de 2006, el canal de televisión Sky One emitió "Eamon Investiga - Autopsia Alienígena ... "Se confirma que la película de la Autopsia Alienígena de Santilli es un fraude" ...

El documental comienza con Santilli afirmando que vio una película real sobre alienígenas y que la compró a un antiguo cámara del ejército norteamericano.

Sin embargo, Santilli y su colega Gary Shoefield afirman que les llevó 2 años comprar la película, y que cuando finalmente llegó a Londres, estaba "oxidada" en un 95% y que el 5% restante estaba en muy malas condiciones. Fue entonces cuando decidieron "reconstruirla" basándose en los recuerdos de Santilli y en unos pocos fotogramas que sobrevivieron. 
Para hacerlo, contrataron al escultor británico John Humphreys. 

Humphreys cuenta cómo utilizó sesos de una oveja para el cerebro y una pierna de cordero para la articulación de la pierna. 
La entrevista con el supuesto cámara que grabó la película también es falsa. El hombre de la película es alguien al que cogieron literalmente de la calle al que le dieron un guión.


Sin embargo .....

Glen Dennis, trabajador de una funeraria de Roswell, asegura que ese día recibió una llamada telefónica en la que alguien le preguntó sobre la forma más adecuada de preservar cuerpos que han estado en descomposición, y para saber también si poseía algún ataúd herméticamente sellado, del tamaño de un niño.

El mismo Dennis agrega que posteriormente una amiga, una joven enfermera del club de oficiales de Roswell, le reveló que había sido llamada para asistir a 2 doctores haciendo las autopsias de unos seres pequeños, de cabeza calva y desmesuradamente grande, cuyos cuerpos “eran extraños y no humanos: tenían la piel gris marrón, hendiduras u orificios como nariz, orejas y boca y cuatro finos dedos, sin pulgar”. Dennis no volvió a verla más, ya que fue transferida a Inglaterra pocos días después. Cuando trató de ponerse en contacto con ella por vía epistolar sus cartas le fueron devueltas con el sello “Difunta”.

¿Qué fue lo que sucedió en Roswell aquél 2 de julio, 1947? Realmente fue un incidente OVNI o estamos ante otro de tantos casos en que los militares están de por medio? Por qué sino tanto hermetismo y tantas contradicciones? Qué nos ocultan?

No hay comentarios:

Publicar un comentario